¿Qué es el Storytelling?

¿Cómo llegó el storytelling a mi vida?

En el 2018 hice mi debut como storyteller en el show de Candelilla Club. Esa fue la primera vez que lo hice conociendo del tema, ya que es un evento curado.

Pero, un par de años antes, mientras estudiaba diseño en la universidad me asignaron un trabajo en el que debía hablar sobre cómo los seres humanos exploramos nuestro lado artístico desde que nacemos.

Durante esa investigación encontré una imagen con la que me identifiqué. Me hizo recordar mi infancia, las travesuras y los momentos de juego con mi hermana menor a la que tomaba por conejillo de indias. Así inicié la presentación de mi trabajo. Cuando me percaté había cautivado a toda la clase, incluida a la profesora. Fue un momento vulnerable, pero al mismo tiempo, divertido en el que compartí una historia real, un recuerdo de mi infancia.

Pero, yo no tenía idea que eso era storytelling. Hasta ese momento, no había escuchado de ello. Justo por esa bonita experiencia, es que creo que es algo natural, que todos poseemos y que es cuestión de despertar al storyteller que habita en cada uno.

El ingrediente estrella del Storytelling: la empatía

Ciertamente, contar una historia es un acto de muchísima vulnerabilidad y desde mi punto de vista, no hay nada más hermoso que ser auténticamente humanos a través de nuestra propia verdad.

Más allá de ser una increíble técnica con la que podemos dar vida a un simple relato para convertirla en una extraordinaria historia, es vital generar una conexión genuina con quienes compartimos ese pedacito de vida.

Y puedo decir sin miedo a equivocarme que para emplear una de las virtudes más hermosas que poseemos por naturaleza, es siendo humildes.

Hay muchas explicaciones y teorías acerca del tema. Pero, mi favorita por siempre será esta hermosa narración de la talentosa Dra. Brené Brown.